Ante el espejismo de la estabilidad

La reforma del reglamento de la Ley de Extranjería siembra dudas en los inmigrantes

Sólo queremos quedarnos aquí y hacer una vida normal". Con la incertidumbre mirando de soslayo a los cambios que se avecinan y la esperanza lidiando, a su vez, con la parsimonia de unos trámites que a menudo les parecen más intrincados de lo que desearían, muchos inmigrantes aguardan diariamente su turno ante la oficina de Extranjería de la calle de La Marina en Santa Cruz.

Cande Castillo
Santa Cruz

Las colas van incrementándose mientras lo hacen también las dudas y la controversia en torno a la próxima reforma del Reglamento que desarrolla la Ley de Extranjería, u otros muchos asuntos que afectan directamente a estas personas. Del otro lado, la petición del Gobierno de Canarias de que el Ejecutivo central permita medidas específicas en esta reforma para paliar los efectos del notable crecimiento poblacional en el Archipiélago, entre ellas, que Canarias tenga todas las competencias sobre la concesión de permisos de trabajo a extranjeros

Ajenos o no a tales expectativas, Nelly Hernández y Luis Enrique Orozco no han querido que se les hiciera tarde y han llegado desde las 6.30 de la mañana a las puertas del edificio de Extranjería. Son un matrimonio colombiano que lleva seis años viviendo en Tenerife y que ya ha logrado el certificado de residencia permanente. Sin embargo, su preocupación se centra ahora en su hijo, que con 23 años, ha sido despedido de la empresa en la que trabajaba en la Isla, tras caer enfermo. Necesita un trasplante de corazón y está en lista de espera con el fin de que desde el Hospital de Nuestra Señora de La Candelaria lo deriven al Gregorio Marañón de Madrid para ser operado. "Nos han dicho que tenemos que pedir un formulario para solicitar un nuevo certificado de residencia para nuestro hijo pero partiendo desde cero, es decir, como inicial", explica Nelly, aunque "hemos venido a informarnos porque tampoco estamos muy seguros", añade.

Lo que desea este matrimonio es que, una vez cumplimentado el citado formulario y con los nuevos papeles en regla, alguien pueda hacerle un contrato a su hijo. "Los médicos aseguran que puede desempeñar trabajos que no requieran esfuerzo físico", asevera Luis Enrique. Su hijo es además padre de un niño con nacionalidad española y piensan que quizá eso puede ayudar a regularizar su situación. Precisamente por su nieto, Nelly y Luis Enrique quieren que su hijo se recupere cuanto antes y que logre un certificado que le permita lograr un contrato para mantener a la familia.

La reforma del Reglamento de la Ley de Extranjería establece que los trabajadores inmigrantes irregulares que presenten una denuncia y demuestren una relación laboral de al menos un año podrán legalizar su situación denunciando al empresario. A este respecto, Nelly y Luis Enrique opinan que "es un arma de doble filo pues nadie puede morder la mano de quien le da de comer". Consideran que han de buscarse otras alternativas que no supongan tanta presión para "los inmigrantes que queramos ganarnos un salario fuera de nuestro país".

Por su parte, el empresario será multado y deberá hacer frente con carácter retroactivo a todas sus obligaciones. La sanción se suspenderá si se liquidan las deudas con el trabajador y con los organismos públicos y si se mantiene durante al menos un año más al empleado. Muchos inmigrantes opinan, no obstante, que todo esto puede propiciar despidos o reticencias de los empresarios a la hora de contratarles.

Sin embargo, los receptores de todas estas dudas, el personal administrativo que trabaja en las oficinas de Extranjería, quieren llamar a la calma. En medio de su quehacer diario, han de hacer frente a una avalancha de preguntas que aún no se puede resolver. Hay que tener en cuenta que la reforma del Reglamento aún no está en vigor pues ha de someterse, entre otros trámites, al debate parlamentario antes de ser aprobada. De momento, sólo existe un borrador, por lo que "no podemos informar de algo que aún no se está aplicando y darles fechas sería también crear falsas expectativas", indican los funcionarios.

Tal y como informan desde la Subdelegación del Gobierno en Canarias, lo que hay que hacer en esta situación es explicar a los interesados que hasta que se apruebe tal reforma no se puede dar ningún tipo de información. Les aconsejan, sin embargo, que estén pendientes de lo que se publique en el Boletín Oficial del Estado (BOC), hasta que, una vez que entre en vigor, se pueda dar toda la información necesaria. Según subrayan desde la Subdelegación, "la idea es que se pueda distribuir el borrador del nuevo reglamento entre todos los funcionarios para que vayan conociéndola incluso antes de que se apruebe y así aplicarla luego con mayor facilidad".

Asimismo, una vez el documento esté en vigor, empezará a funcionar un convenio con Cruz Roja y con Cáritas mediante el cual los inmigrantes podrán rellenar los formularios desde estas instituciones y recibir la información precisa, de forma que sólo acudan a Extranjería para cursar sus papeles, con una cita previa que incluso se puede pedir mediante un teléfono gratuito.

Mientras, recién llegada de Italia, María José espera, con su pequeño de seis meses en brazos, a que le toque su turno. Ella es argentina y hace sólo una semana que está en Tenerife adonde ha venido con su pareja, de nacionalidad italiana, para tratar de establecerse y buscar trabajo, algo que no conseguía en Italia por las dificultades del idioma. Para ello, necesitan que les canjeen en España el permiso que tenían en Italia, de lo contrario, María José, al no ser comunitaria, tendría que casarse con el padre de su hijo para quedarse en este país y "creo que es algo innecesario porque llevamos siete años juntos y así estamos muy bien", subraya.

Los funcionarios de Extranjería aclaran que el trabajo es arduo y que su afán es el de "agilizar lo máximo posible los trámites pero a la vez, ofreciendo un trato personalizado a cada persona, conociendo su historia para poder ayudarla mejor y dedicándoles tiempo".
Share on Google Plus

About Sergio Primiani Di Dionisio

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios: