Última hora

Documental refleja la experiencia de inmigrantes latinoamericanas en España

- Con la intención de "hacer cine de lo real", nueve mujeres latinoamericanas han documentado y grabado su día a día como inmigrantes en España para dar a conocer, entre otras cosas, que "nunca es tarde para empezar de nuevo" y que realizarse en otro país es posible con "trabajo, esfuerzo y estudio".

Las historias de superación de estas nueve mujeres, escritas y rodadas por ellas mismas, han dado forma al documental "Cartas desde la distancia", una idea de la "Asociación Mirada Compartida", que hoy se proyecta en la Casa de América de Madrid.

En una entrevista con Efe, cuatro de sus protagonistas explicaron las razones por las que quisieron participar en el proyecto del que ahora se sienten "muy orgullosas".

Cuando viajó de Ecuador a Madrid buscando trabajo, Mayra Lema nunca imaginó que lo que en principio iban a ser tres años fuera de su país se convertirían en quince, "y mucho menos que iba a formar en España mi propia familia".

"En mi corto reflejo que me encuentro realizada, como hija y como madre, que estoy plenamente integrada. Ahora me siento inmigrante cuando viajo a mi país, indicó.

Por eso, Mayra subraya que "nunca es tarde para empezar de nuevo, y eso es lo que quiero transmitir a través del documental, quiero dar un mensaje de optimismo y esperanza a las personas que estén viviendo la situación que yo viví".

En España, la mexicana Cedma Morales, diseñadora gráfica, encontró el empuje necesario para tomar las riendas de su vida y decidir hacia dónde quería dirigirse.

"Me miré al espejo y pensé: ¿qué es lo que quieres hacer?. La respuesta fue clara, quería ser actriz. Quizá es algo que nunca hubiera hecho en mi país, pero Madrid me encantó y busqué la oportunidad de estudiar más cosas para quedarme", explicó.

En el caso de la peruana Lina Terán, abogada y trabajadora social, la oportunidad de realizar el corto supuso "la mejor ocasión para transmitir un mensaje positivo a los demás, sobre todo a las nuevas generaciones".

"Hay que decirle a la gente que está en nuestra situación que si se quiere, se puede, que con trabajo, constancia y estudio se logra", subrayó.

Lina llegó a España "cumpliendo un sueño", el de poder ampliar sus estudios de Derecho en la Universidad de Salamanca, "y puedo decir que lo he cumplido. Ese y el de dar una carrera a mis dos hijos en Perú".

Su compatriota Rosmary Capristán, también trabajadora social, viajó a Madrid buscando un revulsivo en su vida, una oportunidad para "escapar de la monotonía".

"Coincidió que mi marido se quedó sin trabajo y fui yo la que tomé la decisión de emigrar. Muchas veces, como así lo reflejo en mi corto, he pensado ¿por qué yo y no él?, pero creo que era yo la que necesitaba cambiar y crecer", explicó.

Junto al resto de sus compañeras de Chile, Colombia, y Brasil, las cuatro mujeres realizaron un curso de cine documental para el que no se necesitaba una experiencia previa del medio audiovisual.

Para filmar los cortos que componen "Cartas desde la distancia" se impartieron clases teóricas y de guión, y prácticas con vídeo cámaras.

Durante un periodo de dos meses las alumnas escribieron y documentaron, a veces ellas mismas con una cámara, otras con la ayuda de un profesional, su autorretrato audiovisual.

"Realizar el documental ha supuesto además para nosotras la oportunidad de conocer el medio audiovisual, un entorno en el que nunca imaginamos que íbamos a trabajar y que, personalmente, me ha atrapado", señaló Rosemary.

Fuente: latinformacion.com

No hay comentarios